Search

Estar Preparado para una Oportunidad de Fondos en el 2021

Durante el último trimestre las corporaciones y las fundaciones van definiendo el presupuesto filantrópico con el que contarán durante el siguiente año. Sin embargo, los más veteranos del Tercer Sector saben que no se pueden dar el lujo a esperar por las convocatorias para sentarse a escribir su propuesta. Este trabajo hay que hacerlo de forma continua para responder a estas oportunidades ágilmente.


Una buena propuesta recoge una base de información que demuestra conocimiento sobre la necesidad u oportunidad identificada, un diseño de intervención que cuenta con un método efectivo para lograr el cambio deseado, y un entendimiento claro de la inversión necesaria para que los cambios deseados se puedan alcanzar.


Por esto las propuestas deben ser precedidas por un trabajo de diseño programático que incorpora las tácticas y estrategias que la organización utilizará para cumplir con su misión o propósito, el empleo de sus competencias medulares y el uso efectivo del capital humano, social y financiero del que dispone.


Usualmente, las fundaciones y las corporaciones con programas de donativos presentan guías específicas cuando solicitan propuestas. Sin embargo, la gran mayoría incluye de alguna forma u otra los siguientes componentes:


Problema / Situación / Necesidad: Busque explicar la situación, problema o necesidad que ha observado. Sustente con datos, estudios empíricos o comparativos u otra información relevante. Describa como dicho problema impacta a la población afectada y la importancia social u económica que tiene abordar el mismo.


Metas: Haga referencia a las metas amplias de su organización y dentro de estas enmarque las metas propias del proyecto o intervención que desea realizar con los fondos solicitados. Por lo general, la meta es una oración en la cual se expresa un resultado medible a mediano o largo plazo.


Objetivos: Al igual que las metas, los objetivos deben poder redactarse en una oración y deben indicar claramente la forma en que se alcanzarán las metas propuestas. Los objetivos deben ser medibles, alcanzables y específicos en cuenta a las acciones a realizar dentro de un tiempo determinado. Planteé tanto los objetivos de su organización como los de la actividad programática que propone.


Descripción del proyecto: Describa la intervención que propone realizar y explique por qué entiende que lo que propone es una estrategia efectiva. Haga referencia a su modelo lógico o teoría de cambio. Utilice como referencia otros proyectos que hayan empleado estrategias similares. Relacione las estrategias de intervención con las competencias y trayectoria de su organización para demostrar mayor probabilidad de éxito.


Plan de trabajo: Presente el plan de trabajo mediante el cual pretende alcanzar los objetivos. Incluya personal responsable, actividades principales, calendario de trabajo y las medidas de evaluación del proyecto. Tenga cuidado de presentar información cónsona con el presupuesto del proyecto y de incluir las métricas que utilizará para la evaluación de progreso.


Evaluación: Explique los criterios para medir el logro de las metas y objetivos del proyecto, siendo preciso con respecto a indicadores de éxito. Describa las estrategias de recopilación de datos y de análisis, y considere la deseabilidad de un recurso de evaluación externo. Describa como utilizará y comunicará los resultados de su evaluación.


Presupuesto: Detalle los gastos que conlleva la realización del proyecto. Procuré que las partidas concuerden con el plan de trabajo. Compute el costo por individuo impactado, por actividad y por recurso para evaluar costo-efectividad. Incluya un narrativo que justifique los costos presentados.


Descripción de la organización: Por lo general, las propuestas o solicitud de fondos requieren una descripción concisa de su organización e información de las personas responsables de la intervención propuesta. Considere someter como anejo cualquier información adicional que muestre su pericia en el campo en el que propone actuar y la experiencia de la organización administrando fondos para propósitos similares.


Aun cuando no hay una oportunidad de fondos a la vista, una propuesta de trabajo con la estructura descrita ayuda a comunicar a las partes interesadas las iniciativas, proyectos y programas que la organización desea encausar. También puede ser una buena herramienta para lograr fondos irrestrictos o de apoyo general para la organización. Por último, es una herramienta útil en el adiestramiento de personal y en la orientación de voluntarios. Desarrollar y actualizar su propuesta “genérica” es una inversión que siempre vale la pena realizar.

50 views0 comments

Recent Posts

See All